domingo, 10 de mayo de 2009

La Huelga Docente de Neuquén. Un Balance Necesario Por Demian Romero (foto: Demián Romero, Secretario Gra. ATEN Centenario, en el piquete de Chichinales durante la huelga de ATEN y UNTER)

El 02 de Marzo docentes de 14 provincias no iniciamos las clases, parando por aumento salarial. Más de la mitad del País tomó la decisión de enfrentar el techo salarial de Kristina y los Gobiernos Provinciales.

La Conducción de CTERA lejos de llamar al no inicio para unir la fuerza de las provincias en lucha con el resto del País, incluida provincia de Bs. As., tranzó con el gobierno 200 pesos miserables.

Lo único que hizo CTERA fue una conferencia de prensa, dejando a cada provincia y distrito librado a su suerte, aislando a la vanguardia: los compañeros de la UNTER que pararon por tiempo indeterminado y llevaron adelante, por más de un mes, el heroico piquete de Chichinales.

Pero la negativa de CTERA nunca debió ser un chaleco de fuerza para unificar la pelea. Las Direcciones provinciales, las seccionales combativas y la oposición deberían haber llamado a una reunión nacional para discutir la coordinación de la lucha y del reclamo salarial. Esto propusimos desde un primer momento desde Aten Centenario y nuestra Agrupación Violeta Colorada Lila.

Vimos una oportunidad de empujar en esa dirección cuando se conformo el Bloque Patagónico, que discutió impulsar el paro de todas las provincias de la región, incluir el pedido de la zona en el aumento salarial y la eliminación del impuesto a las ganancias. Saludamos esa iniciativa, aunque advertimos que para que se concretara debía ser tomada por la base.

Tuvimos razón ya que la Conducción Provincial de ATEN y del resto de las Conducciones de la Patagonia abandonaron rápidamente esta política, justo en el momento en que existían posibilidades de concretarla, empezando por la coordinación de Río Negro y Neuquén, dos provincias que mantuvieron paros durante 5 semanas en forma simultanea, pero sin unificarse.

Desde Aten Centenario y la Violeta Colorada Lila no solo declamamos esta unidad, sino que la hicimos efectiva cuando cortamos el puente que une Cinco Saltos con Centenario durante tres horas de mañana y a la tarde junto con UNTER. Propusimos siempre unificar a nivel nacional pero hicimos también lo que estaba al alcance de nuestras manos.

Por eso impulsamos y fuimos parte de la coordinación en las volanteadas hacia la comunidad, levantando las barreras del peaje Cipolletti-Neuquén, que organizó Aten Capital con UNTER.

Desde ATEN Centenario y la Violeta Colorada Lila, junto a Aten Capital organizamos el acto en Chichinales con representantes de distintas provincias y de la LILA nacional bajo la consigna de que “somos la CTERA que quiere luchar”, exigiéndole a la Junta Ejecutiva de CTERA un paro nacional. Así fue que firmamos la DECLARACIÓN DE CHICHINALES. Saludamos también todas las instancias de coordinación provincial que junto a la CTA, ATE salud y los obreros de FaSinPat pudimos realizar como Aten.

Desde la LILA Nacional y el resto de las agrupaciones antiburocráticas no se tomó el conflicto de Río Negro y Neuquén como correspondía, de manera de avanzar y hacer posible la coordinación y unificación del conjunto de las luchas docentes, atrasando la construcción de una alternativa de dirección a la celeste de CTERA.

En ese contexto, la conducción de ATEN Capital y de otras provincias opositoras no se ubicaron a la altura de las circunstancias, realizando solo propaganda de la coordinación, aunque sin concretarla, ayudando en los hechos a aislar el conflicto.

La lucha no está cerrada, por eso debemos sacar todas las conclusiones necesarias para enfrentar las próximas peleas en mejores condiciones y con más unidad, con las Direcciones o a pesar de ellas.




Volver a Noticias Socialistas

No hay comentarios: